jueves, 8 de diciembre de 2011

El Mundo del Ayer, hoy


¡Muy bien, pequeño Curtis! ese es el espíritu.

Aprovechare estas líneas iniciales para situaros a todos vosotros, incautos, que habéis decidido visitar este humilde blog para brevemente explicaros que podéis encontrar aquí.

Lo primero de todo, y a modo de reflexión, tengo que desvelaros que me pareció cuento menos sorprendente (y creerme, no soy una de esas personas que se sorprenden fácilmente) que no existiera hasta el momento un blog de temática dieselpunk en castellano…

¿Pero qué es eso del dieselpunk? Anda, cuéntanoslo.

¿De verdad que no lo sabes, pequeño Curtis? Bien, a rasgos muy generales, y creerme, ya tendré tiempo de explicarlo punto por punto, el dieselpunk es un retrofuturismo…

¿Retro… qué?

Vaya, esto va a ser más complicado de lo que pensaba… bueno, un retrofuturismo es la nostálgica expresión artística y literaria actual de la visión que se tenía del futuro, en una época pasada. Ya sabes Curtis, coches voladores, robots que trabajan por ti…

Ah… vale, vale, ahora lo entiendo. Continúa con eso del dieselnosequé.

Dieselpunk, recuérdalo Curtis, porque de ese va nuestro blog. Decía, que el dieselpunk es un retrofuturismo, uno que reimagina esa visión del futuro, que hoy nos parece fantasiosa, de las gentes que vivían, y como no, soñaban, entre 1920 y 1950. El dieselpunk se alimenta de la literatura pulp, de la moral oscura del cine negro, de la música swing y del jazz y de las estéticas del expresionismo alemán y el diseño Art Déco. Todo eso se mete en una coctelera y se sirve ahora, desde nuestro punto de vista, siendo nosotros los que soñamos con añoranza ese futuro que nunca fue.

Ese Mundo del Ayer.

Eso es pequeño Curtis, nuestro Mundo del Ayer… retomando lo que iban a ser unas escasas líneas (más vale que os acostumbréis, si peco de algo, es de disfrutar escribiendo), hemos dado el pistoletazo de salida para, lo que espero, sea un blog interesante para aquellos que buscan informarse sobre el dieselpunk pero también siga siendo lo suficientemente atrayente para aquellos que ya conocen este retrofuturismo y con algo de suerte intercambiar puntos de vista y crecer como movimiento dentro de las fronteras hispanoparlantes.

¿Y esto va a ser siempre en blanco y negro?

Ahins… Curtis, Curtis, Curtis… Os prometo que este blog tendrá más colores que estos dos, pero no solo eso, sino que también podréis descubrir artículos sobre cine, literatura y videojuegos sobre este subgénero, pequeños repasos sobre la historia y los iconos que han hecho posible el dieselpunk y todo ello aderezado con fotografías y dibujos, y muchos de ellos a color, pequeño Curtis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada